De Rute

Un lugar de encuentro para todos los que somos y nos sentimos de Rute.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 sobre la imagen primitiva de la virgen de la cabeza andujar

Ir abajo 
AutorMensaje
barrioalto
MODER
avatar

Cantidad de envíos : 76
Edad : 32
Respeto Normas Foro: :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 01/06/2008

MensajeTema: sobre la imagen primitiva de la virgen de la cabeza andujar   Miér Ago 13, 2008 7:02 pm

Se cumplirán en julio 70 años del inicio de la Guerra Civil y por tanto del asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza, lo que dio lugar a su destrucción y a la desaparición de la imagen de dicha Virgen, lo cual en este periodo de tiempo ha dado lugar a múltiples suposiciones y especulaciones sobre dónde se puede encontrar; tanto que en la actualidad hay personas que intentan buscarla en el lugar donde acontecieron los hechos bélicos.
En consecuencia, como historiador y en base a la información documental existente al respecto, deseo aclarar que la referida imagen no fue ni destruida ni ocultada en el entorno de su Santuario de Sierra Morena.
Antecedentes:
Al comienzo del llamado Alzamiento Nacional que le General Franco encabeza, los Jefes de la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén, se muestran dubitativos ante los hechos del 18 de julio.
El Teniente Coronel Pablo Iglesias y los Comandantes Eduardo Nofuentes e Ismael Navarro frustraron la posibilidad de incorporar a la provincia al alzamiento; aunque se mostraron permisivos con una serie de intervenciones efectuadas por otros mandos de la Benemérita jinnense en la defensa de los objetivos perseguidos por las facciones militares que muy pronto integraron el denominado “bando nacional”.
El mencionado Pablo Iglesias concertó con el Gobernador Civil la concentración de los guardias de los distintos puestos de la provincia en las cabeceras de compañía, especialmente en Linares, Úbeda, Jaén y Andújar, para evitar enfrentamientos con los sectores populares defensores de la República. Sin embargo, la presencia en el cuartel de la Comandancia de la Guardia Civil en la capital de dos personajes fundamentales en esta historia, Santiago Cortés, capitán, y José Rodríguez de Cueto, propició el desplazamiento de los referidos jefes a un segundo lugar.
Cortés, Rodríguez de Cueto, Reparaz, Rueda García y Amescua, entre otros, prepararon un plan para pasarse gradualmente al “bando nacional”. Surgen un enfrentamiento entre la Comandancia de la Guardia Civil y las autoridades del constituido Frente Popular.
Preocupaciones y temores:
Ante el cariz que la situación antes planteada iba tomando, las autoridades republicanas decidieron enviar al Paraje de Lugar Nuevo(Andújar) a un grupo de guardias civiles con sus familias y vecinos de pueblos de la comarca, temerosos de la situación que estaba tomando la guerra, el 5 de agosto al mando de Reparaz, decidiendo éste que otro destacamento fuera al Santuario de Santa María de la Cabeza.
A los que ya estaban en la sierra andujareña se les sumará otros provenientes de la Comandancia de Jaén y otros pueblos, a propuesta de Santiago Cortés y otros. En principio se pensaron otros lugares fuera de esta provincia, sin embargo los oficiales de la Guardia Civil propusieron primero ir a Porcuna y más tarde al Santuario referido, más apartado en pleno corazón de Sierra Morena. El 17 de agosto el capitán Reparaz, con el respaldo del ministro de la Guerra republicano, llegó a Jaén con el deseo de solucionar el problema.
Se entrevistó con el Gobernador Civil quien la autorizó dos trenes, uno de mercancías y otro de viajeros, para trasladar a los guardias civiles y familiares, así como víveres y utensilios necesarios. Mientras Reparaz acordó con Cortés, Rodríguez de Cueto y Rueda el plan a seguir, siendo él mismo quien sugirió la idea de que toda la fuerza restante en Jaén, unida a su familia, fuesen alojados en el cerro de Santa María de la Cabeza.
El 18 de agosto llegaron al Santuario los guardias con sus familias, siendo en total 1.135 personas; 270 combatientes y 865 hombres, mujeres y niños no combatientes.
En principio quedó al mando de la guarnición el comandante Nofuentes; ya que Reparaz y Rodríguez de Cueto se marcharon de aquel paraje serrano.
Los allí refugiados contaban con armas, que le fueron requeridas a Nofuentes por la República. En un principio entregó parte de las mismas, a pesar de estar presionado también por sus subordinados. El 31 de agosto visitó el cerro una delegación del Frente Popular de Jaén, pidiendo que entregaran todas las demás armas que tuvieran. Dicho comandante redactó un documento aceptando las condiciones exigidas.
Sin embargo, Cortés, junto con otros oficiales, el 2 de septiembre rompió el mencionado documento y obligó a Nofuentes a firmar otro en el que rechazaba cualquier contacto con otra delegación que pudiera llegar a aquel lugar. A partir de entonces los guardias civiles al mando de Santiago Cortés comenzarán a ser invitados por la República a abandonar el Santuario, a lo que no accedieron, iniciándose el asedio. Relato que no incluimos por no ser necesario fundamentalmente en esta historia sobre la desaparición de la imagen de Ntra. Sra. la Virgen de la Cabeza.
Desaparece la imagen.-
Como hemos visto por lo antes dicho, el capitán Cortés y cuantos le acompañaron no habían llegado al Santuario con la idea u objetivo de defenderlo de nadie ni para proteger la imagen de la Virgen, circunstancias éstas que después se pusieron como motivos para justificar la presencia de la Guardia Civil allí y su heroicidad.
Luego lo primero importante en este hecho fue la huida a un paraje serrano apartado de un grupo de personas que estaban en desacuerdo con la República y a favor del “bando nacional”, con la intención de incorporarse a él a través de la sierra cordobesa. Sin embargo las cosas le salieron mal y se vieron inmersos en unos acontecimientos de guerra que terminó con la destrucción del Santuario de la Virgen de la Cabeza y la pérdida de muchas vidas humanas, el primero de mayo de 1937.
Lógicamente, acabada la Guerra Civil, con el triunfo del ejército nacional mandado por Franco, a los que defendieron sus vidas en aquel lugar serrano, los declararon héroes y al que representaba la autoridad, lo elevaron a las mayores glorias terrenales, construyéndole una leyenda basada en que había escondido la imagen de la Virgen que nos ocupa, para que no fuera destruida por los republicanos o “rojos”, como se les denominaba.
Es más, la leyenda de Cortés era avalada por unos testigos que aseguraban, sólo por indicios y suposiciones, el que éste había escondido la imagen. El relato que el historiador Torres Laguna recoge en su libro “La Morenita y su Santuario”, editado en 1961, nos cuenta como el guarda de Montealegre, Francisco Porras, había visto a Cortés y a otro guardia “que era el portador de un bulto envuelto en una manta. Ambos se dirigieron a la ladera SE. Del cerro, hacia la casa antigua de Colomera(…) Cierto tiempo después volvió a ver al capitán Cortés y a su acompañante, que volvían sin el bulto del que anteriormente era portador(…)”. Como vemos estamos ante una mera deducción, al considerar Porras que lo oculto en la manta era la Virgen de la Cabeza.
“Del acompañante de Cortés creía, sin fundamento alguno, que era uno de los que murieron en las horas finales del asedio. –pero sí necesario en la leyenda de Cortés, porque muriendo todos los testigos del ocultamiento, nadie pondría en duda el hecho atribuido al capitán, consideramos nosotros- Sobre el mismo tenemos que puntualizar, dice Extremera Oliván, que en las últimas horas del asedio el capitán Cortés estuvo acompañado en todo momento por Pedro Gallego, un joven guardia que desde el principio del cerco le sirvió de secretario y que, debido a su demostrada lealtad, fue el confidente del capitán. Sobre lo visto por Francisco Porras hay que precisar que el bulto envuelto que portaba el joven guardia pudiera ser la caja fuerte de la comandancia que el capitán Cortés, en calidad de capitán-cajero en Jaén, llevó al santuario. En el momento de su ocultación la caja había sido despojada del dinero que quedaba y en su lugar se introdujeron la documentación del campamento. Finalizada la contienda, Pedro Gallego, superviviente de los hechos, volvió a buscar la caja fuerte y fue entregada en la comandancia de la Guardia Civil en Córdoba”.
Durante años muchas personas fueron a buscar la imagen desaparecida, incluso animadas por distintos sueños en los que se les revelaba el lugar donde se encontraba. Incluso en 1991 se editó un libro, escrito por Francisco Calzado Gómez, titulado “El enigma de la Virgen de la Cabeza”, en el que se plantea una serie de hipótesis basadas en testimonios diversos y otras investigaciones, sin poder llegar a una conclusión definitiva. En 2004 aparece publicado el libro de Pablo Utrera Cardeñas, “Ángeles y demonios en el Santuario de la Virgen de la Cabeza”, en el que renueva la idea de que la Virgen está oculta en el entorno de su Real Santuario, aportando como fundamento testimonios personales de quienes estuvieron en aquel momento en el llamado asedio de 1936-37 y en un cuadro pintado por uno de aquellos protagonistas, que asegura ser el “Acto heroico de ocultación de la Virgen de la Cabeza”. Cuadro que nunca se puede considerar como documento válido, al carecer de información de coordenadas geográficas que indiquen el lugar exacto del hecho que en él se representa. No es un mapa o croquis que pueda ser fiable. A partir de esta hipótesis se quieren iniciar proyectos oficiales para hacer prospecciones arqueológicas.
Si el referido cuadro indica dónde está la imagen y fueron tres las personas que intervinieron en su ocultación, sobreviviendo al asedio el autor del mismo, a pesar del pacto de silencio, -sin sentido una vez que la guerra la gana el ejército que ellos defendían ideológicamente-, porqué no desveló inmediatamente el lugar y se podría haber recuperado la imagen. Cortés hubiese seguido siendo el héroe que la salvó de la destrucción, se supone, de las tropas republicanas. Entiendo que el mantener el silencio al respecto no tiene sentido de ser. Porque el pacto debería estar fundamentado en base a quién ganara la contienda. Si entonces nadie dijo nada es porque realmente la Virgen no la ocultaron.
La Virgen de la Cabeza aparece en Valencia.-
El 7 de octubre de 1939, el diario ABC de Madrid publica en la sección de Actualidad Gráfica una fotografía de la Virgen de la Cabeza, la desaparecida; foto bien conocida por todo el mundo en ese año, que no puede crear dudas; aunque pudiera ser del archivo del mencionado periódico, es decir, no sería actual del momento en que aparece la información. Al lado de la misma se dice: “JAÉN.- La milagrosa Virgen de la Cabeza, que se venera en el santuario destruido por los rojos y que éstos hicieron desaparecer, ha sido encontrada, en Valencia, en el domicilio de un chófer”.
Si analizamos el anterior texto, al margen del lenguaje propio de la época, es significativo que se diga: “y que éstos hicieron desaparecer”. Vemos como en esos momentos se les atribuía a los “rojos” la desaparición, mientras que pasado el tiempo se dirá que fue el capitán Cortés quien la esconde. Es normal que a tan pocos meses de concluida la Guerra Civil, primero de abril, no hubiera dado tiempo a construirle la leyenda de la que venimos hablando.
Tan significativa noticia, en momentos de claro control de la prensa por el nuevo Gobierno de España, tiene toda la posibilidad de ser auténtica. En aquellos momentos sólo aparecida publicado lo que realmente se quería. Difícilmente se daría semejante información de no ser cierta. En principio debemos considerarla como verdadera y darle el valor de un documento que cuestiona ese ocultamiento o destrucción en su Santuario, de la imagen de Ntra. Sra. de la Cabeza. Cualquier otra hipótesis contraria al respecto hay que demostrarla con nueva fuente documental o encontrarla allá en Sierra Morena.
No debemos olvidar como en el año 2003 y en el Diario Jaén, propio hijo del capitán Santiago Cortés, en un interesante trabajo, aseguraba que su padre no ocultó la referida imagen. Pero qué ocurrió con la noticia aparecida en ABC, ¿debió comprobarse?, posiblemente o más bien seguro que sí, pero se silenció porque no interesaba que apareciera la Virgen, por lo antes indicado.
El que llegase la imagen en Valencia es lógico; ya que a dicha ciudad se llevaron a varias personas de las que sobrevivieron al asedio del Santuario. Es más, la República concentraba las obras de arte de museos, iglesias, etc. allí para sacarlas al extranjero. No olvidemos que las joyas de la Virgen de la Cabeza se enviaron a dicha localidad Levantina; aunque no llegaron a su destino. Además no nos debe sorprender que cualquier persona que estuviera en los últimos momentos del asedio al Santuario, concluido el mismo, se llevara la imagen y otras muchas cosas que pudiera encontrar de cierto valor o interés.
En cuanto a quienes consideran que la Virgen de la Cabeza fue destruida tras la toma por las tropas republicanas del Santuario, según informaciones orales de aquel momento, es posible que la confundieran con otras imágenes existentes en él y que fueron quemadas, posiblemente porque ya no servían para nada por estar destrozadas por la acción propia de la guerra.
En definitiva, entendemos que la imagen de nuestra Patrona y de la Diócesis de Jaén debe encontrase en la ciudad de Valencia. Ahí es donde debemos investigar. Además, quienes dicen hoy en día conocer su paradero, deben aclararlo todo lo antes posible, para concluir con el misterio y la especulación.

que opinais, donde puede estar es una pregunta que me hago muchas veces y me encantaria ver algun dia una noticia de que la han encontrado. saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fausto
MODER


Cantidad de envíos : 177
Respeto Normas Foro: :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: sobre la imagen primitiva de la virgen de la cabeza andujar   Miér Ago 13, 2008 11:36 pm

Todo son leyendas, te puedo decir que la Virgen ha sido buscada incluso en el extranjero, concretamente en Mejico, tambien aparecio otra leyenda que decia que estaba en una ermita cerca de el pueblo de Frailes, en Jaen, falsa tambien, yo tuve que ir a ver la imagen y no se parece nada a la antigua, ademas es moderna, pero alguien estaba sacando tajada del bulo.Decirte que se han estudiado todas las posibilidades, y con toda seguridad fue destruida en el asedio.La leyenda de Valencia es eso, una leyenda mas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
sobre la imagen primitiva de la virgen de la cabeza andujar
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Informe del Gobierno de Cuba sobre Derechos Humanos....<----un chiste negro
» NUESTROS COCHES EN JOYAS SOBRE RUEDAS"Discovery channel)
» Sobre Ortega y Gasset....Ser de izquierda es como ser de derecha, una de las maneras que el hombre puede elegir para ser un imbecil
» Sobre los Aldeanos aqui en Miami, tengo mis "ideas" sobre esto , y ustedes?
» LA OPINION DEL CUBANO SOBRE "EL BLOQUEO"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
De Rute :: Hermandades y Cofradías :: María Santísima de la Cabeza Coronada-
Cambiar a: